jueves, 6 de marzo de 2014

Vivir sin ti

Rosa, Kiev 2005

Vivir sin ti

No es que no quiera
vivir sin ti, es que sin ti
no me atrapa la vida.

De repente, las cosas
carecen de sentido.
Son las mismas de ayer
y, sin embargo,
hoy se me hacen objetos
indiferentes, formas o materias
que no tiran de mí..

¿De qué sirven miradas,
a través de estos ojos
sin compañía?

¿De qué sirve saber
que son los mismos pájaros
los que se oyen cantar en el jardín,
donde las rosas
nos daban su belleza?

¿De qué vale mirar el escenario
en el que fuimos
felizmente protagonistas:
el mismo sol, la misma luna,
el mismo amanecer
brotando sobre un mar
al que ya no se enganchan mis sentidos?

De nada vale
tener los mismos libros
en las viejas estanterías,
la misma enredadera
trepando por los muros
eternos de la casa,
incluso el mismo gato
durmiendo junto a un fuego
que nadie enciende ya para el amor

No, no es que yo no quiera
vivir sin ti, es que tu ausencia
tiene en mi corazón
mucho más peso que la vida.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

4 comentarios:

  1. Oh...! Qué poema de tristeza, melancolía, tal vez depresión...Llega al corazón.

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, Olga, cómo un amor profundo puede llevarnos a la desesperación. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El amor es el sentimiento mas hermoso pero muchas veces el mas triste.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto lo que dices, Lujan. Por otra parte, la hermosura y la tristeza no son incompatibles. En algunas ocasiones van juntas. Un abrazo

    ResponderEliminar