sábado, 1 de marzo de 2014

Mis manos y tu cuerpo



Tomada de internet sin ánimo de lucro


Mis manos y tu cuerpo

Hace ya un diluvio de caricias
que mis manos te recorren de memoria
y no han hallado esconce, prohibición,
paraje de reserva o
coto remitido a la clausura.

Han hallado, sí,
los múltiples caminos de tu vasto territorio
y han cruzado la puerta que da al conocimiento.

Por esta causa te sé.
Te sé con la certeza de lo exacto,
como sabe un niño el hambre
y el camino del pan hacia la boca.

Te sé como se sabe un corazón
abierto a una infinita primavera.

Mis manos son la forma de tu cuerpo.
Son tu cuerpo mismo.
Y también la cenestesia de tu cuerpo.
Y también el equilibrio de tu cuerpo
                  con su íntima fotografía.

Del libro Azumbres de la noche (1993)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

8 comentarios:

  1. Hola, RosMarie: me alegra verte de nuevo. Gracias por tan expresivo y generoso comentario. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Nieves: puedes conseguir algunos de ellos en la Editorial Agua Clara, de Alicante. Por ejemplo: "Gotas de hielo" o "Hohas lentas de otoño".
    No obstante, si tú me dices el tipo de poesía que quieres, yo te podré orientar para que adquieras los libros que más se acomoden a tus preferencias. Creo que tengo 15 libros publicados, pero no de todos ellos tengo ejemplares. Pero sí tengo ejemplares de algunos y yo mismo te los puedo enviar. Nos comunicamos por Facebook, si quieres. O quizás sea mejor por correo electrónico. El mío es maritos@telefonica.net Si tú me escribes, ya me envías el tuyo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mariano. No me quedan palabras para hablar de este poema. Es maravilloso; claro, como todo lo que escribes. Mil gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Olga: es evidente que sí te quedaba alguna. Y es maravillosa. El poema y yo te lo agradecemos. Que tengas un año nuevo venturoso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hermosa poesía.Marino Estrada, un placer leerte.
    Un abrazo de Luz.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Santiaga: también es un placer oírte. Me alegra que te guste. Un abrazo

    ResponderEliminar